Cómo cambiar tu manera de ver la vida mientras caminas

Cambiar tu forma de ver la vida

¿Quieres aprender cómo cambiar tu forma de ver la vida usando tu Alter Ego?

Como sabes, el método Good Alter Ego ha sido creado para que compruebes cómo mejoras y te superas usando tu Alter Ego. Cuando lo hagas, notarás que te sientes mucho más capaz, más fuerte, más decidido para afrontar todo tipo de situaciones de tu día a día: a la hora de buscar un nuevo empleo, para hablar en público, o para saber qué decirle a la chica o al chico que te gusta, etc. 

Alguno de vosotros ha tenido ya la oportunidad de probar a conectar con su Alter Ego en situaciones parecidas a éstas, y sus experiencias según han contado en nuestro grupo de Facebook han sido realmente buenas, prácticas y útiles.

Siguiendo en esta línea de cambiar tu manera de ver la vida y comprobar lo bien que funciona usar tu Alter Ego para afrontar diferentes situaciones, hoy vamos a hacer un pequeño ejercicio para que puedas practicar.

El ejercicio es muy sencillo

Mañana, cuando camines por la calle, busca tu reflejo en un cristal de algún escaparate cercano, y camina hacia él durante varios metros para que puedas verte mientras caminas.

En cuanto lo hagas, pregúntate:

¿Qué pensarías de ese alguien que viene hacia ti caminando si lo vieras por la calle y no lo conocieras de nada?

¿Pensarías que es alguien elegante, triste, atractivo, preocupado, decidido, tenso, abatido, alegre, etc.? ¿Qué pensarías?

Ahora sigue caminando, dejando a un lado tu reflejo y sin mirarte en ningún sitio, y enfócate de la siguiente manera.

Imagina cómo sería caminar si fueras un deportista que se siente ágil, con energía, con vitalidad. Y además, fueras al encuentro de tus amigos que te están esperando alegremente para hacer deporte con ellos. Incluso puedes verlos unos metros más allá sonriéndote y esperándote mientras llegas.

¿Siendo ese alguien deportista que disfruta, cómo es ahora tu forma de caminar?

Notarás que automáticamente tu cuerpo cambia su equilibrio. Verás que tu centro de gravedad se posiciona ligeramente hacia delante. Se apoya más en la punta de tus pies, como si se dispusiera a iniciar una carrera y estuviera deseando hacerlo. Comprobarás que tu caminar es más amortiguado y liviano. Y verás que tus brazos y tus hombros están más relajados, más sueltos, que respiras más profunda y relajadamente.

Fíjate lo que consigue una simple conexión, en este caso, con tu Alter Ego deportista, y el cambio que se ha dado en tu forma de caminar sin ni siquiera buscarlo. Se ha producido por sí mismo.

Y no sólo eso, si de verdad has conectado con ese Alter Ego, verás que tu actitud también ha cambiado. Notarás que te sientes más optimista, más decidido, más abierto con la gente. De hecho, si te viene cualquier persona y te pregunta algo, te saldrá responderle mucho más cercano, amable y alegre. Algo que no habría ocurrido sin conectar con ese Alter Ego. Unos minutos antes le habrías respondido de otra manera, seguramente, más distante, sin ganas y por mero compromiso.

Último paso

Ahora mírate de nuevo en el reflejo del cristal de un escaparate mientras caminas hacia él, siendo ese Alter Ego deportista, alegre, vital, con energía, y mira ahora cómo es tu reflejo. ¿Qué piensas de esa persona que viene hacia ti? Verás que eres otra persona. En un sólo segundo has cambiado.

Ahora puedes practicar y comprobarlo por ti mismo. Además, hay muchísimas posibilidades para hacerlo. Prueba con varios Alter Ego. Por ejemplo:

¿Cómo sería el caminar de alguien elegante, liviano, suave, un bailarín que disfruta mientras camina?

¿Y el caminar de un chico masculino, viril y seguro de sí mismo que desfila en una pasarela de moda; o el de una chica muy femenina, sexy y coqueta que hace lo mismo?

Coméntame qué diferentes Alter Ego has probado mientras caminas y qué sensaciones te han producido 😉

También puedes hacerlo uniéndote a nuestro grupo de Facebook donde puedes conocer a otras personas ya están usando sus Alter Ego.,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *